21 de gener de 2011

El tiempo perdido de la infancia

Tengo 57 años y el tiempo ha quedado tan atrás que mas que años parecen siglos, es una sensacion de cansancio vital. Recuerdo mi infancia tan lejana que me parece la de otra persona, recuerdo los juegos infantiles, los largos veranos y los fríos inviernos. En aquellos años la idea del tiempo no existía era como si todo fuera eterno. Llego la adolescencia, con sus conflictos y sus miedos, las dudas vitales, y después la edad adulta con sus conflictos y dificultades nunca resueltos. Al final el tiempo es como una losa que cada día pesa mas, cuando uno llega a una edad determinada el tiempo pesa como una mochila llena de piedras sobre la espalda. Cada verano que paso recuerdo el titulo de una película que vi en mi juventud, que se titulaba "De repente el ultimo verano"

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.