7 de febrer de 2005

Cuando mi hija tenia cuatro años hablaba muy bien, estabamos
en la estacion en Matarò y de pronto aparecieron dos hombres muy altos de color. Cuando los teniamos delante me dice "mama que hombres mas feos". Ellos nos miraron y yo con mucha vergüenza pense tierra tragame.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.