29 d’abril de 2008

Un angel


La señora Irena Sendler, ha sido una persona, como pocas en el mundo, pues hay que tener mucha grandeza de corazón y ser muy valiente para arriesgar tanto en medio de tan espantosa guerra, para poder salvar 2500 niños y restituirlos a sus familias o darlos en adopción. Sin ella estos niños habrian muerto seguramente en un campo de concentración junto a sus padres. Fue una gran idea lo de escribir sus nombres en papel de fumar y enterrarlos. Creo que merece el premio Nobel y mucho mas, ya que no solo los niños que salvó estaran muy agradecidos sino que el mundo entero deberia reconocerla como la gran mujer que es. En las guerras como en otras cosas de la vida cada cual va a la suya si importar lo que les pase a otras personas, mi respeto mas absoluto para la señora Sendler. Ojalá hubieran muchas como ella, el mundo iria mejor.
Un gran abrazo para Irena !

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.