15 de novembre de 2006

Este cuadro me recuerda cuando yo tenia unos siete años.
Mi padre solía trabajar en el campo y solía llevar gente a su cargo. Según la cantidad de olivos que había por coger, así buscaba a la gente. Entre esas solía ir yo.
La manta que se ponía en el suelo para recoger las olivas pesaba mucho, y se tenia que coger entre cuatro personas. Los días de lluvia era horroroso salir al campo, pues entre la lluvia y el barro no se podía hacer nada con las mantas, no se podían coger de lo que pesaban . Además hacia mucho frió y las manos se me congelaban.
Desde muy pequeña siempre he trabajado.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.