9 de novembre de 2006

Cuando era pequeña mi madre me compro unos zapatos, eran muy bonitos, le costaron cincuenta pesetas pero no me duraron nada. Se me mojaron y no me duraron ni una semana de malos que me salieron.
Nunca me compraré unos zapatos tan baratos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.