24 de maig de 2013

El Puma

Estando en México, me fui de viaje en autobús de Veracruz a Broswi, en Estados Unidos. De regreso cuando pasaba cerca de Monterrey, de noche circulando por la carretera por un paraje plano de muchos matorrales, se nos cruzó un puma. Se quedó parado mirando los faros del autobús. El autobús no frenó y golpeandolo, lo lanzó a la cuneta. Paramos, el conductor nos dijo que el autobus habia golpeado a un puma  y que miraría si estaba muerto. Cogió una barra de hierro del maletero y, junto con un viajero que se ofreció volumtario para acompañarlo, fueron a ver el puma en la cuneta. El animal estaba muy mal herido.Yo me acerqué a verlo, lo vi moverse intentando escapar cuando el conductor y el acompañante lo remataron golpeándolo con la barra de hierro hasta matarlo. Entre varios lo metierón en el maletero y reanudamos el viaje. El conductor y un pasajero negociaron para quedarse con el puma. Comentamos entre los pasajeros que los bigotes de puma dan suerte y cada uno de los 7 pasajeros le arrancamos 3 pelos de la cara, junto a la boca. Un viajero cazador le pagó un dinero al chofer  y se quedó con el puma, el conductor lo llevó hasta la puerta de su casa en Tampico. Yo tenía una botella de vino blanco francés, "Chablis", la abrí compartiendo el vino con los viajeros. Fue un viaje inolvidable. No volvimos a vernos aunque habíamos quedado en vernos en un lugar. No pude ir. y perdí la pista con ellos.




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.